Acusa la industria prácticas fraudulentas en las importaciones de autos usados

*Facturas y documentos apócrifos lo más grave

evento importados

La importación de vehículos usados de Estados Unidos y Canadá, sigue siendo en muchas causas una actividad irregular, ya que se han estado alterando las facturas de estos, con precios que llegan a ser hasta de una tercera parte de sus valor real para reducir el pago de impuestos al cruzar la frontera.

La importación de vehículos que está permitida por un Decreto, siempre y cuando se paguen sus respectivos impuestos con base a precios reales en el mercado norteamericano. Sin embargo, el valor estimado en las aduanas ha bajado de una manera injustificada.

Para la franja fronteriza, se pueden internar usados de cinco a nueve años de antigüedad, mientras que para el resto del país es de ocho y nueve años, pero las prácticas que se han estado ejecutando últimamente se prestan a lavado de dinero, por ello las autoridades del SAT y de la SEMARNAT deben tomar cartas en el asunto.

Así lo manifestaron las asociaciones de la industria automotriz como lo es AMIA, AMDA, ANPACT e INA, en conferencia de prensa, en conocido hotel de la Ciudad de México, quienes enfatizaron que el gobierno federal no debe ceder a las presiones violentas que promueven la regularización de autos chocolates, y dar marcha atrás en el control de la importación de vehículos usados.

Existen empresas como Big Bear, Copart y GarciPaz del padrón de comercializadores extranjeros, que otorgan facilidades fiscales a sus clientes al momento de pagar impuestos de importación, las cuales proporcionaban información falsa o incorrecta que causó un daño fiscal y en algunas de ellas se facturaban vehículos que no habían vendido sólo para disminuir el pago de impuestos, sino que emitían facturas falsas.

Estas prácticas se dan bajo la acción concreta de "coyotes" que utilizan un mismo certificado de regularización ambiental para distintos autos, con inconsistencias en el domicilio fiscal, con precios irreales y se falseaba el historial del vehículo. Se han encontrado certificados idénticos para vehículos distintos, expedidos en lugares muy lejanos al lugar de cruce de la frontera, cuando supuestamente se hace una revisión mecánica y de emisiones a los vehículos para certificarlos.

Y con lo anterior, se provocó nuevamente un incremento en la entrada de autos en el primer trimestre del presente año, respecto al año pasado.

Del 2005 al día de hoy, se han vendido en este país, 10.7 millones de vehículos nuevos, y en ese mismo periodo, se introdujeron 7.5 millones de unidades viejas, es decir que el 75 por ciento de ventas estuvieron correspondidas por las importaciones de usados. Tan solo el año pasado se importaron 170 mil unidades, es decir, el 13 por ciento del total de las ventas de vehículos nuevos, y eso que la cifra bajó de manera importante al cancelarse los amparos a través de los cuales se importaban vehículos que no cumplían con la normatividad.