Audi desarrolla nueva tecnología de amortiguación

Electromechanical rotary damper

La marca alemana Audi está trabajando en un prototipo de amortiguadores llamado " eROT ", en el que los amortiguadores electromecánicos rotativos sustituyen a los amortiguadores hidráulicos utilizados en la actualidad para un viaje aún más cómodo. Y es que  la recuperación de la energía desempeña un papel cada vez más importante en la movilidad sustentable, incluso en la suspensión de un automóvil.

El principio detrás de “eROT” se explica fácilmente: "Cada bache, cada curva induce energía cinética en el auto, los amortiguadores de hoy absorben esta energía, la cual que se pierde en forma de calor," dijo el Dr.-Ing. Stefan Knirsch, Miembro del Consejo para el Desarrollo Técnico de Audi AG. "Con la nueva tecnología de un amortiguador electromecánico en el sistema eléctrico de 48 voltios, se utiliza esta energía. También presenta a nuestros clientes posibilidades totalmente nuevas para el ajuste de la suspensión."

El sistema eROT responde rápidamente y con una inercia mínima. Como una suspensión activa controlada, se adapta de una manera ideal a las irregularidades en la superficie de la carretera y al estilo de conducción. Una característica del amortiguador es que es prácticamente definible a través de un software que aumenta el volumen de funciones. Elimina la dependencia mutua de la extensión y la compresión de los trazos que limitan los amortiguadores hidráulicos convencionales.

Con eROT se puede configurar la compresión para ser cómodamente suave sin comprometer la tensa amortiguación de rebote. Otra de las ventajas del nuevo sistema, ya que los motores eléctricos acomodados horizontalmente en la zona del eje trasero sustituyen a los amortiguadores telescópicos en posición vertical, lo que permite un espacio adicional en el compartimento de equipaje.

El sistema eROT permite una segunda función programable libremente además de la característica de amortiguación: Durante la compresión y el rebote se puede convertir la energía cinética en electricidad. Para ello, el brazo de la palanca absorbe el movimiento del soporte de rueda. El brazo de palanca transmite esta fuerza a un motor eléctrico a través de una serie de engranajes que la convierten en electricidad. La salida de recuperación es de 100 a 150 watts de media durante las pruebas en las carreteras alemanas (a partir de 3 watts en una autopista recién pavimentada hasta 613 watts en una carretera secundaria en bruto). Bajo las condiciones de conducción del cliente, esto corresponde a un ahorro de CO2 de hasta tres gramos por kilómetro.

La nueva tecnología se basa en un sistema eléctrico eROT de 48 voltios de alto rendimiento. Como están configurados actualmente, su batería de iones de litio ofrece una capacidad de energía de 0.5 kilowatts hora y la potencia máxima de 13 kilowatts. Un convertidor DC conecta un subsistema eléctrico de 48 watts a un sistema eléctrico primario de 12 voltios que incluye una alta eficiencia, y un generador de salida mejorado.

Los resultados de las pruebas iniciales de la tecnología eROT son prometedores, por lo tanto su uso en futuros modelos de producción de Audi es ciertamente destacable. Un requisito previo para esto es el sistema eléctrico de 48 watts, que es un componente central de la estrategia de electrificación de Audi. En la versión prevista para el 2017, el sistema de 48 voltios servirá como el sistema eléctrico primario en el nuevo modelo de Audi y alimentará a una conducción híbrida de alto rendimiento. Se ofrecerá el potencial de ahorro de combustible de hasta 0.7 litros por 100 kilómetros.