El Mercedes Benz AMG GT R ha sido desde 2014 el deportivo insignia de la marca

- Un coupé biplaza de carácter deportivo y diseño innovador.

El AMG GT, inclusive es usado como el safety car de la Formula1 desde la temporada 2015. Ahora llega una versión más deportiva y agresiva para este bólido, el GT R. Esta nueva versión inspirada en el legendario circuito de carrera aleman “Nürburgring Nordschleife”, Mercedes Benz le llama la bestia del Green Hell y es que al igual que otros fabricantes en este circuito es donde se desarrolló este vehículo.

Esta nueva versión busca ser más rápido y técnico en un circuito que sus versiones GT y GTS. Cuenta al igual que las versiones GT y GTS con un motor V8 biturbo pero con la diferencia que en la versión GTR produce 585 cv y 700 nm, mismos que ahora son accesibles a partir de 1,900 rpm, esto es gracias a dos turbocargadores que funcionan con una presión de 1.35 bar, lo innovador de este motor es que los turbos se encuentran montados en medio de la bancada de cilindros de este V8, haciendo más eficiente su uso y desempeño.

Cuenta con una caja Automática de siete cambios denominada “AMG Speedshift DCT”, todo esto ayuda al Mercedes AMG GT R alcanzar el 0 a 100 en 3.6 segundos y una velocidad máxima de 319 km/hr.

El objetivo de esta versión es la conducción más deportiva y precisa para conducir en un circuito y calle, por esto mismo dentro de los principales cambios son el techo de fibra de carbono y un paquete aerodinámico que consta de un gran alerón trasero, cambios en facias delanteras y traseras con entradas y salidas de aire que permiten un mejor agarre aerodinámica en altas velocidades, además de contar con aerodinámica activa que se ajusta de acuerdo al modo de manejo seleccionado, empezando por un splitter delantero que puede bajar su altura para mejorar el flujo del aire a través del auto generando más fuerza de agarre.

Dentro de los modos de manejo se encuentran 4: Comfort, Sport, Sport plus y Racing. Otro cambio importante de esta versión es que el eje trasera cuenta con un sistema de dirección, es decir que al igual que la ruedas delanteras las trasera pueden girar hasta 1.5 grados, esto ayuda a que el agarre en curvas sea firme y estable, combinado con una suspensión de coilovers ajustables en altura y firmeza hace de este una verdadera “bestia” de las pistas.

De parte de la electrónica cuenta con un sistema de control de tracción inteligente de nueve posiciones permitiendo al conductor sentirse cómodo llevando al límite a este bólido, cuenta con frenos carbocerámicos de 390mm en la parte delantera y 360mm en la parte trasera.

En el interior del auto podemos observar detalles que nos indican que este auto es de pista como los asientos de cubo en acabados de alcántara y construcción de fibra de carbono, cinturones de seguridad en color amarillo, así como un volante deportivo con cambio de marchas a través de las paletas de aluminio detrás de este. Sin duda este bólido alemán tiene como único objetivo tener un manejo deportivo enfocado a pista para entusiastas de la velocidad.