Grupo PSA estrena nombre y plan para crecimiento global

PSA-groupe

El Grupo PSA Peugeot Citroën hace un cambio de nombre para simplificarlo y queda ahora como PSA Groupe que engloba a dichas marcas así como a DS que es su nueva división de desempeño. Esto como parte de su nuevo plan de desarrollo global denominado "Push to Pass" constituye una primera etapa hacia la visión de la empresa, fundada en 2 ambiciones fundamentales:

  • Ser un fabricante de automóviles mundial de referencia, al frente de la eficiencia;
  • Así como también un proveedor de servicios  de movilidad elegido para una relación de por vida con sus clientes.

La nueva identidad del Grupo se alinea con la evolución  del business model hacia una cartera más amplia de  actividades comerciales. Se trata de responder a la optimización de su base de clientes existente ampliándose principalmente, gracias a la digitalización.

La nueva identidad Simboliza el dinamismo de sus 3 fuertes marcas de automóviles: Peugeot, Citroën y DS, así como la totalidad de las demás actividades del Grupo, actuales y futuras. Esta nueva identidad institucional resuena en los 200 años de historia industrial del Grupo.

"Push to Pass" abarca el período 2016-2021 y responde a las necesidades de movilidad de los clientes anticipando el cambio en el uso del automóvil. Este plan de transformación, impulsado por la evolución de las expectativas del cliente, permitirá liberar el potencial de la empresa capitalizando la dinámica de eficiencia, la excelencia operativa y la agilidad nacida del plan «Back In the Race», de acuerdo con Carlos Tavares, Presidente del Directorio de la empresa.

Carlos Tavares

Con inversiones R&D controladas y una gestión rigurosa de los costos de producción y de los costos fijos, este plan eleva el nivel de performance estructural del Grupo PSA fijando como objetivos:

  • Un margen operativo corriente promedio de 4% para la división automotriz en el período 2016-2018 y un objetivo del 6% en 2021;
  • Un crecimiento de 10 % del volumen de facturación del Grupo entre 2015 y 20181, previendo un  15 % adicional de aquí a  20211.

Para cumplir con estos objetivos, la empresa hace evolucionar su modelo económico y creará más valor optimizando el uso de su base de clientes existente, ampliado gracias a la digitalización y a ofertas multimarcas en posventa, leasing, vehículos usados, servicios de movilidad y de gestión de flota. Inversiones específicas en capital-riesgo permitirán reforzar la cartera de soluciones de movilidad.

El desarrollo de las marcas Peugeot, Citroën y DS, fuertes y diferenciadas, se basará en la calidad producto y servicio al mejor nivel, base del pricing power de las marcas; un plan producto ofensivo con 26 vehículos particulares y 8 vehículos utilitarios entre ellos una pick-up de 1 tonelada, que permite lanzar un "nuevo vehículo", por región, por marca, por año; y una estrategia tecnológica rica y pertinente principalmente con el lanzamiento de 7 vehículos híbridos recargables y 4 vehículos eléctricos, así como la implementación del programa vehículos conectados y autónomos.

Este plan permitirá garantizar un crecimiento rentable en todas las regiones en las que el Grupo está presente.