KIA Rio de nueva generación

La marca coreana KIA mantiene un ritmo impresionante en México, no sólo en crecimiento de ventas y llegada de nuevos modelos, sino de producción también, y es que la llegada de la siguiente generación del subcompacto Rio no es solamente para venta sino es el segundo modelo a producir en la flamante planta de Pesquería, Nuevo León. De acuerdo con los comentarios de los ejecutivos de la marca desde la inauguración de la planta, de los 300 mil vehículos anuales que tiene de capacidad, para 2017 serán aproximadamente la mitad Forte y la mitad Rio, ambos en versiones sedán de 4 puertas y hatchback de 5 puertas.

Kia Rio 5

Pero independientemente de su producción en el país, el nuevo Rio ofrece novedades interesantes en cuanto a equipamiento y calidad general. De hecho lo primero que llama la atención es la solidez del vehículo y conste que la marca nos prestó un vehículo de preproducción. Sólido y sin ruidos, incluso las puertas se sienten pesadas para su segmento, lo que nos habla de las características de seguridad e insonorización del auto.

En el diseño, aunque mantiene los rasgos distintivos y se reconoce de inmediato como un Kia, como la parrilla de “nariz de tigre”, esta ya no es parrilla sino una pieza sólida como en el Soul, la ventilación al radiador es solamente por la gran toma inferior. Sus líneas son más rectas y limpias, dándole un carácter más alemán que asiático. Cuenta con luces de LED para día y calaveras en las versiones EX, con función “cornering light”.

Kia Rio int 1 Kia Rio int 2

Por dentro el cambio sí es total, con materiales suaves al tacto y con una calidad percibida superior para el segmento. Cuenta con un tablero dominado por una pantalla táctil de 7 pulgadas al centro que además de controlar el sistema de info-entretenimiento despliega la cámara de reversa, y aunque no se ofrecerá con navegador, para cuando salga a la venta se ofrecerá con Car Play y Android Auto, para conectar cualquier Smartphone y utilizar cualquier sistema de mapas y navegación del usuario.

Los asientos son cómodos y con espacio suficiente, en la versión más equipada se incluirá vestidura en piel (en este segmento son muy pocas las opciones con esta vestidura) incluyendo forros de volante y palanca, así como quemacocos eléctrico. Todas las versiones cuentan con vidrios eléctricos y aire acondicionado, automático para EX, y puertos USB tanto en la consola como en la parte trasera para que los pasajeros también puedan conectar su música. El acabado bicolor negro/rojo que pueden ver en las fotos, sin embargo, no estará disponible, para México será solamente en color negro o negro con gris.

Kia Rio 4

Y por supuesto, como nos tiene acostumbrados la marca, cuenta con todos los sistemas de seguridad como 6 bolsas de aire, frenos ABS, control de estabilidad, gestión de estabilidad y sistema de arranque en pendientes en todas sus versiones, cosa que tampoco pueden presumir muchos competidores del Rio. También contará con los sistemas Isofix y Latch para anclaje de asientos de niños pequeños.

En cuanto al tren motriz, contará con el 4 cilindros 1.6 litros con inyección multipunto y no inyección directa como el Rio 2016 (esto por cuestión de costos y queda homologado con la versión para EEUU que obviamente saldrá de la planta nacional), su potencia de cualquier forma se mejoró y rendirá 126hp y un consumo un poco mejor que el anterior. Estará disponible con transmisión manual o automática, ambas de 6 velocidades y la automática con modo manual.

El manejo que realizamos con el auto unos días nos demostró que el motor tiene un buen desarrollo, de entrada pensamos que no se iba a mover mejor que el anterior por el cambio de inyección pero la verdad es que sí, es bastante vivo en el arranque y puede correr muy bien. La transmisión automática está muy bien integrada ya con ese motor y reacciona rápido a la demanda y es muy suave en su operación. El frenaje también nos dejó muy satisfechos. Ya veremos en pocas semanas si hay cambios en las versiones ya de producción, pero por lo pronto este vehículo nos dejó muy satisfechos con su desempeño así como su facilidad para controlar los sistemas a través de la pantalla.

Kia Rio 3

En México saldrá a la venta en marzo la versión hatchback y para mayo la versión sedán, ambos en versiones LX, EX y EX Pack (agrega piel, quemacocos, rines de 17” y otros equipos exclusivos) tanto con transmisión manual como la automática que tanta falta le hacía a la versión 2016. Los precios no se han dado a conocer pero de acuerdo con la gente de KIA, andarán aproximadamente entre $220 a $280 mil pesos.