La Alianza Renault-Nissan alcanza sinergias

Nissan 1

La Alianza Renault-Nissan generó cuatro mil 700 millones de dólares en sinergias durante 2015, un año antes de lo que se había previsto, y registró igualmente un incremento del 13 por ciento con respecto al 2014. La mayor contribución para el cumplimiento de esta meta fue por parte de las áreas de compras, ingeniería y manufactura.

Renault y Nissan generaron “sinergias” por medio de trabajo conjunto con la finalidad de reducir costos, evitar los gastos e incrementar los ingresos, y solamente fueron tomadas en cuenta aquellas nuevas sinergias, no las acumuladas. Las sinergias ayudan a Renault y a Nissan a cumplir con sus metas financieras al mismo tiempo que ofrecen a sus consumidores vehículos con un mayor valor.

En 2014, Renault y Nissan – compañías que en conjunto venden uno de cada 10 vehículos comercializados en el mundo – realizaron una convergencia de cuatro de sus funciones: Ingeniería, Ingeniería de Manufactura y Administración de la Cadena de Suministro, Compras y Recursos Humanos. Aunque Renault y Nissan continúan siendo dos compañías independientes, un vicepresidente ejecutivo de la Alianza lidera cada una de estas funciones.

Carlos Ghosn, CEO y presidente de la Alianza Renault-Nissan, dijo: “La convergencia en cuatro de nuestras áreas clave de negocio ha tenido como resultado la creación de valor, por medio de una reducción de costos, una eliminación de los gastos y un incremento de los ingresos. Gracias a la convergencia, la Alianza espera generar por lo menos 6 mil millones de dólares en sinergias en 2018.”

Sistema Common Module Family

El sistema Common Module Family (CMF) es un sistema único de arquitectura modular para vehículos de la Alianza que cada vez es una mayor fuente de sinergias.

La Alianza se beneficia continuamente de todo lo que tiene que ofrecer el sistema CMF. Esto se ve reflejado, por ejemplo, en el lanzamiento de Nissan Rogue por la compañía en Norteamérica, Nissan Qashqai en Europa y Nissan X-Trail en Japón y China. Igualmente, Renault ha lanzado exitosamente el nuevo Espace, Kadjar, el nuevo Megane y Talisman; todos estos vehículos se basan en la arquitectura CFM-C/D.

En 2015 Renault empezó la comercialización de Kwid en la India, la cual fue seguida por el lanzamiento de Redi-Go por Datsun en 2016.

Ambos vehículos se construyen en la planta de la Alianza localizada en Chennai, India; y utilizan la arquitectura CMF-A, la cual abarca las categorías de vehículos más pequeños y más accesibles.

Arnaud Deboeuf, vicepresidente senior de la Alianza Renault-Nissan BV y de la Oficina Directiva de la Alianza, comentó: “Con el lanzamiento de CMF-A, la Alianza Renault-Nissan demuestra su capacidad para entrar a un mercado muy competitivo como India, donde sólo algunos fabricantes de equipos originales han dado una respuesta exitosa a los requerimientos de los consumidores de contar con vehículos accesibles y modernos.”

Para 2020, la Alianza planea construir el 70 por ciento de sus vehículos en arquitecturas CMF.

Producción Conjunta

La producción conjunta de vehículos en todas las plantas de la Alianza continuará impulsando de forma importante el desarrollo de sinergias en el área de manufactura.

La producción conjunta ejerce una influencia importante en el desarrollo del Alliance Production Way, un sistema de administración de manufactura y de shop-floor que tanto Renault como Nissan comparten. El sistema Alliance Production Way toma como marco de referencia las mejores prácticas de ambas compañías.

A inicios de 2016, Renault anunció que producirá la nueva generación de la van de Nissan NV300 en su planta de Sandouville, Francia; ésta se producirá en la misma línea que la nueva Renault Trafic. Para finales de 2016, la planta de Renault localizada en Flins, cerca de París, comenzará la producción del nuevo Nissan Micra.

La planta de AVTOVAZ en Togliatti, Rusia, es el complejo de manufactura más grande de la Alianza en todo el mundo, con una capacidad de producción de un millón de vehículos al año. Esta planta produce vehículos bajo cuatro diferentes marcas: Lada, Renault, Nissan y Datsun. La Alianza tiene una participación mayoritaria en la empresa conjunta que controla AVTOVAZ, el fabricante de vehículos más grande de Rusia.

Vehículos Eléctricos, Conducción Autónoma y Conectividad

La Alianza Renault-Nissan también ha anunciado que lanzará 10 modelos con tecnologías de conducción autónoma para 2020, lo cual se alinea a su compromiso con la innovación tecnológica y su enfoque en las metas paralelas de cero emisiones y cero accidentes.

La Alianza Renault-Nissan es actualmente el líder global de vehículos eléctricos, con más de 340 mil vehículos cero emisiones vendidos desde 2010.

Los ingenieros de Nissan y Renault se encuentran trabajando de forma conjunta en el desarrollo de la conducción autónoma, conectividad y otras tecnologías de nueva generación que se integrarán en vehículos para el mercado masivo. Gracias a las alianzas que han establecido en desarrollo y tecnología, Renault y Nissan tienen la capacidad de trabajar de forma más eficiente y a un menor costo.

La Alianza tiene un presupuesto anual para Investigación y Desarrollo de casi 5 mil millones de dólares; además de que cuenta con centros de investigación en Atsugi, Japón; Guyancourt, Francia; Farmington Hills, Michigan y Sunnyvale, California en Estados Unidos; India, Brasil, Rumania, Turquía y China, entre otras localidades.

En enero, la Alianza anunció la introducción de Vehículos Conectados y Servicios de Movilidad, los cuales asegurarán la rápida implementación de aplicaciones de conectividad que podrán ser disfrutadas por clientes de todas las marcas de la Alianza. Este equipo también presentará nuevos servicios de movilidad.

La Alianza Renault-Nissan ha establecido como prioridad que las sinergias puedan llevarse a cabo en el presente, mientras que ambas compañías siguen trabajando en conjunto para el futuro.