Las 10,000 placas para autos de escoltas sólo para seguridad privada en la CDMx

MBensz GLE 450 AMG

“Las primeras diez mil placas para autos de escoltas son sólo para seguridad privada de la Ciudad de México. Me gustaría preguntar y entonces, las policías complementarias, las auxiliares, los cuerpos de vigilancia que también realizan actividades de seguridad privada y los escoltas de gobiernos estatales, ¿quiénes las van a regular? Ellos no tendrán estas placas, por lo que vuelven a estar fuera de la regulación con los riesgos, problemas y omisiones que eso implica”, declaró el Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada, A.C., Lic. Samuel Cacho de la Teja.

“Una vez más, se regula a quienes ya están regulados”, subrayó. También dijo que en primer lugar, cabe hacer mención que las placas para escoltas indudablemente son discriminatorias y separatistas, en virtud de que solamente las empresas de seguridad privada deberán tramitar y hacer uso de esas placas de circulación, pero en ningún momento se deja en claro que sucederá con las policías complementarias que prestan servicios de escoltas, en vehículos propiedad de particulares o de empresas, como lo es la Policía Bancaria e Industrial, la Policía Auxiliar o los elementos del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM),

“Evidentemente ellos tampoco están exentos de cometer agresiones o violaciones a las normas vigentes y no siempre son ubicados porque prestan sus servicios a bordo de vehículos particulares o de empresas que no pertenecen a ninguna corporación ni a ninguna empresa de seguridad privada.

Debe ponerse especial atención al hecho de que los vehículos que prestan servicios de seguridad privada como escoltas, no siempre son proporcionados por las empresas de seguridad, ya que en innumerables ocasiones los prestatarios únicamente contratan al personal y los vehículos son proporcionados por los mismos clientes, lo que implica que estén registrados a nombre de una persona física o moral”.

La medida tomada por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, de ninguna manera resolverá el problema, toda vez que cualquier persona puede contratar los servicios de un escolta y prestarle su vehículo o el de su empresa para que lo ande siguiendo a donde vaya.

“Además esta medida equivale a incumplir y vulnerar lo dispuesto por el artículo 36 de la Ley de Seguridad Privada para el Distrito Federal, ya que éste precepto legal prohíbe que en los bienes muebles (que incluyen los vehículos) se usen todo tipo de placas metálicas de identidad, por lo que las placas propuestas por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, vulnera este artículo, toda vez que se tratan de placas de identidad para diferenciar los vehículos de escoltas de los demás vehículos, lo cual está expresamente prohibido por el citado artículo, por lo que en su caso, los prestadores de servicios de seguridad privada incurrirían en un incumplimiento a dicho precepto legal”, comentó al salir de la reunión mensual de consejeros.