Los fabricantes venden autos que no aprueban seguridad

contaminacion

Las organizaciones de consumidores de Latinoamérica publicaron este 8 de junio un informe elaborado en conjunto: Autos más seguros para Latinoamérica, que pone de relieve la dispareja legislación sobre seguridad vial en los países de la región, y demuestra que los fabricantes globales siguen produciendo y vendiendo en ese mercado autos que no pasan las pruebas de seguridad independientes y reconocidas internacionalmente, y que no podrían venderse en Estados Unidos ni en Europa.

El informe destaca que los principales fabricantes, tales como General Motors (Chevrolet), Nissan, VW, Fiat, Hyundai y Suzuki, están vendiendo a los consumidores 15 de los 22 modelos de autos comprobados de manera independiente como poco seguros. Estos 15 modelos son los de mayor venta en el continente, pero jamás podrían venderse en mercados más reglamentados en materia de seguridad.

Amanda Long, Directora General de Consumers International, señaló que "Los datos hablan por sí mismos. El doble estándar que se aplica en toda Latinoamérica es inaceptable. Cuando los gobiernos legislan de forma débil, y cuando los productores capitalizan en base a estos resquicios en la legislación, y venden autos con plena conciencia de que no son seguros, son las vidas de los consumidores las que se ponen en riesgo.

"Nuestro reporte muestra que autos que no cumplen con las pruebas básicas de impacto abundan en las listas de los 10 autos más vendidos en Latinoamérica. Por ejemplo, 3 de los 10 autos más vendidos en Chile son autos 0 estrellas.

"Y continúa ocurriendo. Y seguirá ocurriendo a menos que los gobiernos aprueben la normativa de la ONU, y los fabricantes se hagan responsables e instalen las funciones básicas de seguridad en cada uno de los autos que producen, independientemente de dónde se venden", finalizó Long. El Programa de evaluación de vehículos nuevos para Latinoamérica y el Caribe (Latin NCAP) lleva a cabo pruebas de choque de manera independiente, y clasifica el rendimiento en cuanto a seguridad de los autos vendidos en la región aplicando un sistema de clasificación de entre 0 y 5 estrellas.

Cinco de los 10 autos más vendidos en México y Brasil, los mayores mercados en Latinoamérica, obtuvieron el nivel de clasificación más bajo, con cero o una estrella. Estos autos no podrían venderse a los consumidores de Estados Unidos o Europa, y tampoco son adecuados para los consumidores latinoamericanos.

Por ejemplo, Chevrolet / General Motors ha vendido más de 725 mil 787 autos con clasificación cero estrellas. También es preocupante para los consumidores que los resultados de un pequeño proyecto de investigación de mercado, relacionado con la calidad en los cuatro países, se ponga de relieve que no se les entrega a los consumidores latinoamericanos información clara y exacta acerca de la seguridad de los autos que consideran comprar, y la falta de conocimientos en relación con lo que pueden esperar y exigir al momento de comprar un nuevo auto.

Más de 1.25 millones de personas mueren cada año en accidentes de tránsito, y 90 % de las muertes a raíz de choques se producen en los países de ingresos bajos y medios. Existen claras conexiones entre los países con débil legislación en materia de seguridad vial y las altas cifras de muertes.

Stephan Brodziak, coordinador de calidad del aire y seguridad vehicular en El Poder del Consumidor, dijo que los consumidores vulnerables de América Latina han sido sistemáticamente discriminados por los intereses de las grandes compañías automotrices, las cuales han logrado debilitar las regulaciones u obstaculizarlas para proteger sus ganancias por encima del interés público.

En el caso de México, de acuerdo al Consejo para la Prevención de Accidentes, CONAPRA, se registran al año 17,000 muertes por hechos viales, mismas que pudieran haber sido mucho menos, si los vehículos contaran con mejores sistemas de seguridad.

De acuerdo a Latin NCap, más del 80% de los autos fabricados en México cumple con las regulaciones más exigentes en cuanto a sistemas de seguridad, pero son para exportación. “Y los autos con menos estándares de seguridad se quedan para la venta en territorio nacional”, dijo Brodziak. Recordó que desde 2010 Naciones Unidas puso en marcha la Estrategia Nacional de Seguridad Vial, donde se contempla en uno de los 3 pilares de la misma, la obligación de que en México solo se vendan autos seguros, “sin embargo es letra muerta”, dijo el especialista