‘Match point’ para Porsche en la lucha por el título de Constructores

Este domingo el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA tendrá su octava y penúltima carrera de la temporada 2016. Hace un año, en Shanghái, Porsche obtuvo de manera anticipada el título de Constructores del mundial. El objetivo para este año no puede ser otro que retener el título en la carrera de seis horas de duración que se disputará en el circuito chino de Fórmula Uno. En lo que va de la temporada, el equipo Porsche ha conseguido cinco victorias con sus dos 919 Hybrid, lo que le ha servido para liderar la clasificación del mundial de Constructores con 263 puntos; le siguen Audi (204) y Toyota (174). Con la ventaja actual es de 59 puntos, el equipo alemán podría empezar a celebrar si la brecha es de al menos 44 puntos al finalizar la carrera de Shanghái.

Porsche lamenta mucho que no podrá tener a Audi dentro de sus rivales durante la temporada 2017 del WEC. Según lo previsto, el equipo de Stuttgart competirá durante toda la temporada 2017 del mundial. Hasta ahora, Porsche ha obtenido un enorme beneficio del programa LMP1 –especialmente en las 24 Horas de Le Mans– en términos de conocimiento e innovaciones para los autos de producción.

“Relajarse demasiado en la lucha de este año por el campeonato sería un error”, advirtió el Vicepresidente del Proyecto LMP1, Fritz Enzinger, quien se también se refirió a la experiencia del año pasado: “En la última carrera de 2015, en Bahréin, parecía que el título de los Pilotos era bastante fácil de conseguir. Teníamos un coche dominante y no necesitábamos más que acabar en la cuarta posición para asegurar el trofeo. Pero la definición fue como una película de terror, llena de nervios. Terminamos en quinto lugar porque tuvimos problemas técnicos, pero tuvimos suerte porque nuestro auto gemelo ganó la carrera. La lección es: en una competencia de seis horas todo puede suceder, ya sea en la primera curva después de la largada o en los minutos finales, como este año en Le Mans. El mayor reto es completar la distancia sin problemas”.

El director del equipo, Andreas Seidl, dijo: “El diseño del circuito en Shanghái tiende a adaptarse a las características del 919 mejor que el de Fuji (Japón), donde estuvimos hace poco. Pero hay una gran cantidad de factores que debemos considerar, y en las dos últimas carreras hemos visto que nuestros competidores están al menos al mismo nivel que nosotros. Tanto en Austin (Estados Unidos) como en Fuji tuvimos problemas con nuestro auto número 2, porque en la parte frontal se almacenó mucha goma de la que desprenden las llantas de los autos en las pistas, y eso alteró el equilibrio del vehículo hasta que cambiamos la nariz. En Shanghái queremos luchar nuevamente por las primeras posiciones con nuestro ya probado y muy fiable 919 Hybrid, y tener otra presentación del equipo sin ningún error”.

En el campeonato mundial de Pilotos, el trío de Romain Dumas (Francia), Neel Jani (Suiza) y Marc Lieb (Alemania) lideran la clasificación con 140 puntos; les siguen los mejores pilotos de Toyota (117) y Audi (111.5). Para asegurar el título de manera anticipada en Shanghái, Dumas/Jani/Lieb tendrían que extender su actual ventaja de 23 a 26 puntos. El otro trío de pilotos de Porsche, Timo Bernhard (Alemania), Brendon Hartley (Nueva Zelanda) y Mark Webber (Australia), tiene 93,5 puntos en su cuenta y ocupa el cuarto lugar.

El Porsche 919 Hybrid, desarrollado en Weissach, produce una potencia de su sistema de más de 900 caballos (662 kW). Su motor de combustión es muy pequeño, pero muy innovador: un V4 de gasolina sobrealimentado por turbo impulsa el eje trasero con casi 500 caballos de potencia (368 kW). Dos sistemas diferentes de recuperación de energía –uno en la parte delantera al frenar el auto y otro en el tubo de escape– alimentan una batería de iones de litio que, según se le exija, transfiere energía a una máquina eléctrica que potencia el eje delantero con un impulso adicional de más de 400 HP (294 kW).

Comentarios antes de la carrera:
Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 1

Timo Bernhard (35, Alemania): “El circuito de Shanghái no es fácil, pero me gusta competir allí. De entrada, la primera curva no es de las que más disfruto: la curva lenta hacia la derecha parece interminable. Este tramo se va haciendo cada vez más estrecho y lento. Después de eso, la pista presenta curvas que hay que tomar con velocidades muy diferentes. Hay algunas curvas de media velocidad y algunas combinaciones de curvas para las que particularmente hay que posicionar el auto con precisión”.

Brendon Hartley (26, Nueva Zelanda): “Después de acercarse al primer lugar, pero no haber ganado la carrera de Fuji, ahora es extremadamente improbable que nuestro equipo número uno tenga la oportunidad de defender el título de Pilotos. Sin embargo, podemos poner de nuestra parte para asegurar el título de campeón de Constructores para Porsche y, por lo tanto, vamos a luchar por más victorias. El circuito de Shanghái debería adaptarse bien a nuestro 919 Hybrid”.

Mark Webber (40 años, Australia): “Después de la batalla épica en Fuji con nuestros rivales, realmente estoy deseando llegar a Shanghái, donde espero más de lo mismo. Creo que el Porsche 919 se adaptará muy bien al circuito de Shanghái, y es una pista que Timo, Brendon y yo realmente disfrutamos conduciendo. Es evidente que el objetivo del fin de semana es estar en el escalón del medio del podio, pero, como hemos visto en las últimas cuatro o cinco carreras, tienes que tener todo alineado perfectamente durante seis horas. Claro que nosotros somos muy capaces de hacerlo”.

Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 2
Romain Dumas (38, Francia): “En Shanghái tenemos que hacer todo lo posible para volver a la buena forma que solíamos tener. Desde las 24 Horas de Le Mans hemos estado batallando, pero por alguna razón no damos con el problema. Por supuesto, terminar cuarto o quinto no representa lo que somos. Tenemos que volver a nuestra fortaleza del principio”.

Neel Jani (32, Suiza): “Hasta ahora siempre nos ha ido bien con el 919 en Shanghái, y espero que volvamos a dominar. Pero va a ser difícil. El objetivo es claro: para el campeonato de Pilotos tenemos que terminar la carrera por delante de nuestros rivales directos, es decir, el auto número 6 de Toyota y el número 8 de Audi. Pero ambos serán fuertes. La filosofía clásica de las carreras de resistencia ha desaparecido hace tiempo. El nivel en el WEC es extremadamente alto, y es todo velocidad desde la primera hasta la última vuelta. Después de seis horas de carrera, son sólo unos segundos los que deciden quien gana y quien pierde. Nuestra situación con los puntos es buena, pero tenemos que usar todo nuestro potencial en cada turno al volante”.

Marc Lieb (36, Alemania): “Las últimas cuatro carreras no fueron buenas. En la parte final del campeonato queremos salir de este bajón y recuperar en Shanghái el rendimiento que se espera de nosotros y que representa nuestros estándares. Será algo emocionante”.

Hechos y cifras:
• La carrera de seis horas en el Circuito Internacional de Shanghái es la octava y penúltima del WEC 2016 de la FIA. Será disputada el 6 de noviembre a las 11:00 hora local (12:00 am Buenos Aires y Chile. 5 de noviembre: 9:00 pm Ciudad de México y Guatemala, 10:00 pm Bogotá y Lima, 11:00 pm Puerto Rico y Santo Domingo).