MINI presenta su primer híbrido enchufable

mini-electrico

La marca británica MINI, parte del Grupo BMW, presentó la primera información de lo que pronto esperan que sea su primer modelo híbrido, aunque tenga motor de combustión permitirá el manejo en modalidad totalmente eléctrica, ofreciendo por primera vez al público un vehículo sin emisiones contaminantes pero sin perder la parte emocional del manejo de la marca.

Sebastian Mackensen, responsable de la marca MINI, y Peter Wolf, responsable de los modelos MINI, ofrecieron su percepción sobre este nuevo vehículo de prueba que casi es de producción, y explicaron la forma en que mantiene la sensación de go-kart en el ánimo verdadero de un MINI durante una prueba de manejo de este modelo. “Con este modelo queremos convencer a los clientes de MINI de los beneficios de la conducción híbrida”, dijo Mackensen, “e impresionar a todos aquellos que ya tengan la experiencia de la conducción híbrida con la sensación única que MINI ofrece de la sensación de go-kart”. La clave de este logro recae en el manejo inteligente de energía que se utiliza para controlar la forma en la cual operan juntos el motor de combustión y el motor eléctrico. Por este motivo, el primer modelo híbrido conectable de MINI no sólo se enfoca en la eficiencia, sino que también es inflexible en lograr una conducción divertida.

Este modelo se distingue fácilmente por la tapa del conector que van en la salpicadera izquierda del auto, y por dentro tiene algunas modificaciones, por ejemplo, en lugar del tacómetro va una pantalla para visualizar la energía. Vale la pena mantener vigilada esta pantalla durante los primeros kilómetros ya que informa al conductor sobre las reservas de energía del motor eléctrico antes de que se encienda el motor de combustión. El momento exacto en el que se enciende el motor de combustión varía, dependiendo de la velocidad del vehículo y la intensidad con la que el conductor opere el pedal del acelerador.

Al probar el vehículo, el mismo Mackensen lleva el auto a sus ritmos y demuestra que necesitas pisar el pedal del acelerador con mucha firmeza para activar la segunda fuente de energía. Entonces, empiezan a pasar cosas en verdad. Con la potencia de salida combinada de ambos sistemas de propulsión, el primer vehículo híbrido de MINI demuestra la ejecución inigualable de aceleración cuando se le compara con sus hermanos que sólo tienen motor de combustión.

Este MINI híbrido tiene que demostrar qué tan preciso es al tomar las curvas en caminos serpenteantes y emocionantes. Allí es donde el concepto híbrido de MINI se juega su mejor carta. “En lo que concierne al chasis y la suspensión, nada cambia con respecto a sus variantes de modelos de transmisión convencional”, dice Wolf, “y el equipo se beneficia mucho con el concepto híbrido”. Gracias a los componentes eDrive, que están colocados muy bajo en la parte trasera, el centro de gravedad del auto disminuye y el peso se equilibra de manera uniforme entre los ejes delantero y trasero, lo cual es ideal para lograr un nivel incluso mayor de la legendaria agilidad MINI.

El concepto híbrido proporciona otro beneficio más: el motor eléctrico transmite su potencia a las llantas traseras, el motor de combustión a las llantas delanteras. Como el manejo inteligente de energía se vincula al Control Dinámico de Estabilidad (DSC), la tracción y estabilidad de transmisión se optimizan a través del tren de rodaje. “En el momento en que existe algún riesgo de patinarse al manejar, se activa la segunda unidad de manejo para proporcionar tracción adicional al iniciar o asegurar un nivel alto de precisión en la dirección al tomar las curvas”, explica Wolf.