Nissan toma el control de Mitsubishi Motors

nissan-mitsubishi

Nissan Motor Co. invertirá 2,200 millones de dólares para hacerse del 34% de las acciones de Mitsubishi Motors y con ello tomar el control de dicha empresa. Esta inversión es menor a lo que hubiera pagado hace unos meses ya que por el escándalo de las fallas en emisiones de vehículos de la marca sus acciones han bajado un 43% desde el 19 de abril.

Las empresas informaron que firmarán un acuerdo el 25 de mayo en donde se establece que Nissan podrá nombrar cuatro miembros del consejo uno de los cuales podría ser presidente del consejo. Este acuerdo tendrá validez de un año durante el cual se deberá completar la adquisición, de lo contrario quedará invalidado.

Carlos Ghosn, CEO de Nissan, y Osamo Masuku, CEO de Mitsubishi Motors, dieron a conocer esta alianza luego de que los consejos de ambas empresas se reunieran por separado para ratificar el acuerdo.

"Representa un ganar-ganar, tenemos confianza en el potencial de Mitsubishi", dijo Carlos Ghosn, quien además declaró que la alianza abarcará compras, plataformas comunes, manufactura conjunta, desarrollo tecnológico y ahorro en costos. Dijo además que "como el principal accionista de Mitshbishi, Nissan va a preservar y nutrir la marca".

El acuerdo se hizo de forma rápida porque Mitsubishi fue abierto y honesto acerca del tamaño de sus problemas, pero se señaló que Nissan completará el trato después de que haya concluido sus diligencias acerca de esta inversión.

Por su parte, Masuko dijo que su compañía necesitaba la ayuda y que una sociedad mayor con Nissan es una parte importante del camino para reestablecer la confianza en la empresa y sus productos. Para Mitsubishi este acuerdo le proveerá una fuente estable de recursos y administración corporativa de Nissan que pueden ayudar a reestablecer su reputación, además de que requiere una ayuda para nuevos productos para Estados Unidos.

La alianza entre estas dos empresas data de hace algunos años, como el desarrollo de los miniautos para el mercado japonés del que Nissan se retiró haciendo un desarrollo y producción conjuntos con Mitsubishi, a cambio le han provisto a Mitsu autos de lujo de Infiniti para algunos mercados asiáticos y Mitsu fabrica una pick up en Tailandia para Nissan.

Además del 34% de acciones que tendrá Nissan convirtiéndose en el accionista más grande de la empresa, Mitsubishi Heavy Industries tiene el 20%, Mitshbishi Corp. 10%, el Bank of Tokyo-Mitsubishi 3.9%, y en conjunto tienen casi otro 34%. De acuerdo a la legislación japonesa, una tercera parte de las acciones le dan al accionista derecho de veto a las decisiones del consejo.

Los planes para los próximos años serán cooperar en el desarrollo de plataformas y modelos conjuntos en pick ups, autos eléctricos y vehículos autónomos, además de preservar su sociedad en los miniautos que actualmente representan el 40% de las ventas de autos en Japón.

Habrá qué esperar para ver cómo afecta esto el acuerdo de distribución que actualmente FCA México tiene para distribuir los vehículos Mitsubishi en el futuro cercano, y cómo se comercializará esta marca en nuestro país.