PRUEBA: ACURA ILX A-SPEC 2015

Renovación completa

Por Erick Haw Mayer

Acura ILX 1

Hace 3 años Acura decidió incursionar al segmento de autos compactos de entrada a la marca, y si bien se trataba de ofrecer una opción menos costosa para atraer clientes nuevos a la marca Premium, calculó mal las cualidades necesarias para competir realmente en un segmento dominado por los europeos de gran prestigio y desempeño. Así que el motor 2.0 con transmisión automática de solo 5 velocidades ofrecía un desempeño muy mediocre, y el equipamiento y acabados hacían pensar más en un Civic lujoso (en el cual está basado) que en un auto de alcurnia. El resultado fue una mala recepción del público con malas ventas en todo Norteamérica.

Para revertir esto, Acura se hizo un replanteamiento de lo que un compacto del segmento Premium debe ofrecer para resultar atractivo, y al realizar una renovación completa por fuera, por dentro y técnica, aunque mantiene la misma plataforma todavía, el resultado es un auto mucho más atractivo y de mejor manejo.

Acura ILX 2

Un cambio casi total

Por fuera el rediseño es más notorio con un nuevo frente que incluye la parrilla insignia de la marca y nuevos faros de LED “Jewel Eye” que también son ya característicos de la marca. La forma de la fascia le da un aspecto mucho más dinámico y deportivo. Atrás también tiene un rediseño general incluyendo las luces de LED que le dan un aspecto renovado. Se complementa la vista con nuevos rines de aluminio que en la versión tops A-Spec son de 18" con llantas 225/40 R18 que no solo le dan un aspecto deportivo sino un mejor aplomo en el camino, y esta versión incluye además spoilers traseros y laterales para mejorar su aspecto.

Por dentro hay un rediseño del tablero pero resalta más la mejorada calidad de materiales y la insonorización del vehículo, ahora sí se ve y se siente como un auto de segmento superior, e incluye equipamientos como doble pantalla en la parte central del tablero (una de ellas táctil) para mejor visualización y control de los diferentes sistemas, como la navegación, computadora de viaje, ajustes, etc., climatización automática de doble zona, asiento del conductor eléctrico con 2 memorias, llave inteligente, sistema de audio Eliot Sheiner ELS surround con 10 bocinas y subwoofer,  así como asientos en piel y gamuza en esta versión, con costuras contrastantes en asientos, volante y palanca de cambios.

Acura ILX int

Además de la seguridad que normalmente se ofrece en la marca, como 6 bolsas de aire, sistema de anclaje Latch para sillas de bebés, cinturones de 3 puntos y cámara de visión trasera, ahora incluye también el “AcuraWatch” que incluye control de velocidad de crucero adaptativo, asistente para mantener el carril, aviso de cambio de carril, monitoreo de punto ciego, freno de mitigación de impactos, mitigación de salida del camino y cámara trasera con 3 vistas y guías dinámicas.

Pero en la parte técnica los cambios no son menos drásticos e importantes, para cambiar el pobre desempeño del auto se cambió el motor por el 4 cilindros 2.4 litros i-VTEC de inyección directa que ya se ofrece en otros modelos del corporativo, que desarrolla 201 hp, 50 más que el anterior 2.0, y 40 libras más de torque. Y la joya de la corona es la nueva transmisión de doble embrague de 8 velocidades que como novedad única en el mundo, cuenta con un convertidor de par como las transmisiones automáticas convencionales, detrás del doble embrague y se encarga de transmitir la fuerza del motor a la transmisión, por lo que no hay demora en el embrague de arranque y la sensación al conductor es de una automática convencional. Cuenta además con modo manual y paletas tras el volante para cambios, dando también una sensación más deportiva al auto.

La suspensión es independiente en las cuatro ruedas y fue totalmente recalibrada y ajustada para una mejor sensación, y los frenos son discos en las cuatro ruedas, con ABS, reparto electrónico de fuerza de frenaje, control de tracción y sistema de estabilidad VSA. También cuenta con asistencia de arranque en pendientes que mantiene el freno hasta que se pisa el acelerador para que no se vaya hacia atrás. La dirección es eléctrica también con nueva calibración.

Acura ILX motor

Mejoras al volante

Con todos estos cambios, desde luego, la sensación es diametralmente diferente desde subirse al auto, en el A-Spec solo está disponible el interior negro con contrastes metálicos, vestidura en piel perforada y gamuza con costuras en gris, e iluminación naranja en el tablero le dan su personalidad deportiva. El espacio para 4 es muy bueno, 3 en el asiento trasero no es lo más cómodo porque el coche no es muy grande, así que van justos.

Es notorio el cambio en la sensación de solidez y armados, así como la insonorización. Pero hay que ser sinceros, sí es mucho mejor de lo que era pero sigue estando un paso atrás que las marcas alemanas líderes.

En el manejo la sensación es la misma, es una gran mejora contra lo que era el ILX anterior que no era competitivo en el segmento por mucho, ahora sí lo es pero por detrás de los alemanes. Y es que en este segmento los puntos finos cuentan mucho: por ser tracción delantera no tiene un reparto de pesos 50:50, y el motor 2.4 es muy grande y le da más peso adelente y subviraje al auto que el VSA tiene que estar corrigiendo. El ideal será el nuevo 1.5 turbo que la el corporativo está por estrenar, pero ese tendrá que esperar un poco para ofrecerse en el ILX.

Mejora mucho también la sensación de aplomo en el camino a alta velocidad, la transmisión está muy bien, reacciona rápido con los cambios; si se trata de economía ayuda con cambios cortos y si se trata de manejo deportivo retiene un poco más, pero debería tener una posición de “Sport” que reprogramara motor y transmisión. Está la opción del manejo manual, pero aún así a este nivel debería tener la opción Sport.

El frenaje es impecable, el pedal reacciona rápido y con firmeza, y con los controles electrónicos no hay queja sobre sobre la seguridad que transmiten.

Ahora bien, por el lado de la suite “AcuraWatch” está al nivel del resto del segmento en cuanto asistencias para prevenir accidentes, salvo quizá que el frenaje para mitigar accidentes es tan solo para reducir la velocidad, pero no los aplica con toda la fuerza para tratar de evitarlo. Lo demás son advertencias, pero tiene la ventaja de no ser intrusivo como en otras marcas que tienen demasiadas alarmas y quieren corregir continuamente al conductor, al menos a nosotros que nos gusta el manejo nos disgusta que los sistemas

Acura ILX 3

Y otro detalle que notamos, el motor grande tampoco ayuda mucho en el consumo, el auto pesa 1400 kg en vacío, así que está en el promedio, pero aún con la caja de 8 velocidades y manejando tranquilos, en ciudad da alrededor de 9 kpl, mientras que un Serie 1, por ejemplo, con un pequeño motor turbo y una transmisión también de 8 velocidades, da 11 kpl sin mayor problema.

En conclusión, Acura hizo un gran trabajo para convertir al ILX en un auto que pueda competir en el segmento Premium, tanto en lo que queda a la vista como en la tecnología. Después de manejarlo, sin embargo, se queda corto en desempeño y sensaciones de manejo contra los líderes alemanes. No es que sea malo, simplemente le falta un poco para llegar al mismo nivel. Pero es competitivo contra otras marcas Premium en cuanto a equipamiento, tecnologías y precio, con la ventaja de que pasa bastante desapercibido y hay mucha gente que en estos tiempos puede buscar eso también de un auto, para tener todas las comodidades y nuevas tecnologías sin preocuparse por los robos en cada esquina.

 

FICHA TECNICA

MOTOR.-               4 cil. 2.4L, 16v DOHC i-VTEC, inyección directa

POTENCIA.-          201 hp @ 6800 rpm

TORQUE.-             180 lb-pie @ 3600 rpm

TRANSMISIÓN.-    Automatizada de doble embrague con convertidor de par, 8 vel, modo manual con paletas en el volante

SUSPENSIÓN.-     MacPherson / Multilink, barras estabilizadoras d/t

FRENOS.-             Disco ventilado / disco, con ABS, EBD, control de tracción, VSA, asist. arranque en pendientes (HSA)

SEGURIDAD.-       Bolsas de aire frontales, laterales y de cortina, anclajes Latch, monitoreo de punto ciego, monitoreo de presión de llantas (TPMS), cámara trasera con 3 vistas y guía dinámica, control de velocidad de crucero adaptativo, asistente para mantener el carril, aviso de cambio de carril,  freno de mitigación de impactos, mitigación de salida del camino.

PRECIO DE LA VERSIÓN PROBADA.- $485,900 pesos