Volvo inicia la prueba pública de conducción autónoma más ambiciosa

 

volvo-autonomo

-Este proyecto inicia en Gotemburgo y se planea que en 2017 Londres sea otra sede

Volvo Cars, el fabricante de automóviles Premium, ha dado el banderazo de salida oficial al proyecto de conducción autónoma más ambicioso y avanzado del mundo. Salió de la planta de producción el primer coche autónomo que será utilizado en el proyecto Drive Me en Gotemburgo.

El SUV Volvo XC90 autónomo fue producido en las instalaciones de fabricación especial de Volvo Cars en Torslanda y es el primero desarrollado de una serie de vehículos autónomos que eventualmente serán entregados a familias en Gotemburgo para ser utilizados en la vía pública.

Volvo es líder de la industria en seguridad para el automóvil y considera que la introducción de la tecnología de AD (Autonomous Driving, por sus siglas en inglés) tendrá la promesa de reducir los accidentes de tráfico. Por otra parte, la tecnología de AD conseguirá liberar las carreteras congestionadas, reducir la contaminación y permitir a los conductores utilizar su tiempo dentro de sus autos de una forma más útil y valiosa.

Actualmente Volvo ofrece dentro de su sedán S90 una funcionalidad semiautónoma que se llama Pilot Assist. Ayudando al conductor a mover de forma suave el volante del auto para así mantenerse correctamente alineado dentro de los carriles hasta a una velocidad de 130 km/h sin la necesidad de tener enfrente a otro vehículo, además de controlar la aceleración y frenado. Los autos del proyecto Drive Me agregarán la funcionalidad de no utilizar las manos en el volante, ni los pies en los pedales, dentro de zonas especiales de manejo autónomo alrededor de Gotemburgo, impulsados por lo que Volvo llama el “Autonomous Driving Brain”.

La compañía sueca, cuyo nombre es sin duda un sinónimo de seguridad para la industria automotriz desde que se inventó el cinturón de seguridad de tres puntos en 1959, es pionera en el desarrollo de sistemas de conducción autónoma que se alinean a la visión 2020 en la cual nadie morirá o saldrá gravemente herido dentro de un nuevo Volvo para el año 2020.

Este enfoque de Volvo de hacer desarrollos e innovaciones alrededor de las personas es el mismo que le da esencia al proyecto Drive Me y que lo diferencia de otras pruebas de conducción autónoma. Así mismo es importante destacar que Volvo no solo confía únicamente en la búsqueda de sus propios ingenieros, sino que además recogerá retroalimentación, comentarios y aportaciones de los clientes reales que utilizarán estos vehículos autónomos en su vida cotidiana.

Volvo, echando mano de este enfoque centrado alrededor de las personas, pretenderá ajustar aún más sus tecnologías de conducción autónoma para crear una oferta que sea lo más relevante posible para los clientes antes de una nueva introducción comercial en torno al año 2021.

"Este es un hito importante para el proyecto Drive Me", dijo Erik Coelingh, Senior Technical Leader de Seguridad Activa de Volvo Cars, mientras observaba los toques finales que le daban al auto. "Los clientes tienen una visión de sus autos que dista de la nosotros los ingenieros, por lo que analizaremos cómo utilizan estos autos en su vida diaria, aprenderemos de ello y de la retroalimentación que nos van a dar."

Después de salir de la línea de producción, los autos Drive Me que conducirán las familias serán sometidos a una fase de pruebas rigurosas para asegurar que las funciones tecnológicas de conducción autónoma que tienen incorporadas funcionen como se debe. Una vez terminada esta fase de prueba, supervisada por ingenieros altamente capacitados de Volvo, los autos serán entregados a las personas que participarán en el proyecto piloto Drive Me.

El proyecto piloto Drive Me en Gotemburgo es el primero de una serie de ensayos públicos de conducción autónoma previstos por Volvo. Un proyecto similar al de Gotemburgo se pondrá en marcha en Londres el próximo año, mientras que Volvo también evaluará las ofertas de las ciudades interesadas en China para poner en marcha allá el proyecto Drive dentro de los próximos años.

Volvo de igual forma participa activamente con asociaciones estratégicas en el ámbito de la tecnología de conducción autónoma. El mes pasado, se puso en marcha una nueva asociación con Uber para desarrollar conjuntamente la próxima generación de automóviles de conducción autónoma. Y a principios de la semana pasada, Volvo reveló que pondrá en marcha una nueva empresa en conjunto con Autoliv, uno de los principales proveedores para la industria automotriz, para desarrollar el software de conducción autónoma de la próxima generación.

volvo-auton