VW considera vender MAN y Scania

Expoforo

Pagará 14,700 mdd por escándalo de emisiones

El capítulo sobre la manipulación de emisiones contaminantes en vehículos con motores a diésel del Grupo Volkswagen, está a punto de alcanzar su máximo, de tal forma que las autoridades de Estados Unidos ya fijaron a la automotriz un pago por 14 mil 700 millones de dólares.

Y a ello faltaría agregar las sanciones que tendrá que enfrentar en Europa y otros mercados, por lo que desde el año pasado el grupo alemán se ha enfocado en ver cómo pagaría los montos estimados. Y para ello negoció préstamos con varios bancos e igualmente ha solicitado a todas sus filiales a nivel mundial, entre ellos México por supuesto, un mayor apoyo económico.

El problema no sólo es asumir las responsabilidades, sino enfrentarlas y salir lo mejor librados de ellas, sobre todo cuando la utilidad del Grupo VW el año pasado fue por alrededor de 20 mil millones de dólares, con lo que no le alcanza para enfrentar sus sanciones.

Por ello, VW no puede quedarse sin flujo de efectivo, y sin recursos para las inversiones planeadas para los próximos años, y ya no se diga sobre el tema de reparto de utilidades para sus accionistas.

Así es que corre por los pasillos de la casa matriz de VW en Alemania, que la compañía ha considerado seriamente vender sus marcas de camiones MAN y Scania, a manera de hacerse de recursos y efectivo para enfrentar el temporal.

Por lo pronto, la firma automotriz alemana cerró la sesión al alza de 3.0 por ciento en sus acciones, luego de anunciar que pagará el monto asignado para saldar las demandas ambientales y de consumidores. No obstante, esta consideración de vender MAN y Scania, seguramente le podría pegar en la cotización de sus acciones.

Y tanto MAN como Scania cuentan con importantes operaciones de comercialización y producción en México, con una fábrica de camiones en el estado de Querétaro por ejemplo.

Por otra parte, Volkswagen aceptará resolver demandas de usuarios y denuncias del gobierno estadounidense. Las condiciones del acuerdo judicial fueron dadas a conocer este martes en documentos presentados a la corte federal de San Francisco.


La automotriz alemana pagará algo más de 10 mil millones de dólares para recomprar o reparar los vehículos diésel tramposos. También pagará a sus propietarios entre cinco mil y 10 mil dólares por los perjuicios causados.


VW debe pagar dos mil 700 millones de dólares a los gobiernos por los daños ambientales y gastar otros dos mil millones de dólares en investigaciones en Estados Unidos para producir vehículos sin emisiones.

Sin lugar a dudas este problema que enfrenta el Grupo VW Ag, ha sido uno de los más escandalosos en la historia de la industria automotriz a nivel mundial, e indudablemente el más alarmante en el monto de dólares a pagar. Ni siquiera el gran problema que enfrentó Ford Motor Company con su proveedor de llantas Bridgestone-Firestone que causó varias muertes.

Así, la firma informó en un comunicado que alcanzó un acuerdo con los procuradores generales de 44 estados estadounidenses, el distrito de Columbia y Puerto Rico.

"El acuerdo de hoy está dentro del alcance de nuestras disposiciones y otras cargas financieras que ya hemos revelado, y estamos en posición de manejar las consecuencias", dijo el titular de Finanzas de Volkswagen, Frank Witter.