Infiniti duplicará la oferta de modelos en esta decada

20140820_150959_resized_1

 

Luego de casi tres años de operaciones en el mercado mexicano, la marca de lujo Infiniti ha logrado comercializar más de dos mil 500 unidades, lo que le ha dado una penetración de mercado respetable.
 

Y antes de que concluya esta década, deberá ampliar su portafolios de productos con más de ocho diferentes líneas, más de seis vehículos SUV y Crossover, y de igual forma duplicará la línea de sus motores, así lo dijo en conferencia de prensa Philipp Heldt, director general de Infiniti para México y Latinoamérica.

Esta ofensiva requerirá de la puesta en operación de cuatro nuevas fábricas que se ubicarán en Xiangyang, China; Suderland, Reino Unido en donde se producirán 60 mil unidades anuales del modelo Q30; Dechert en Estados Unidos; y la operación de México mediante una alianza con el Grupo Daimler.

Fábrica que iniciará actividades en el año 2017, hasta alcanzar un volumen de 300 mil unidades anuales de vehículos compactos, precisó el ejecutivo.

Marca de reciente creación, es decir, hace 25 años, la cual está presente en más de 50 países, en los que se registró una comercialización en el primer semestre de este año de 101 mil 220 unidades, y con ello un incremento del 30 por ciento en relación al mismo periodo del año pasado.

En México cuenta con agencias, las cuales han vendido más de dos mil 500 unidades, y ahora con dos nuevos modelos, el sedán Q50 y la camioneta QX70 Sport. En total son tres modelos de la línea Q como lo es el 50, 60 y 70; y de la línea QX están igualmente el 60, 70, y QX80.

Y ahora más que nunca, Infiniti tiene una fuerte presencia en la gran competencia de la Fórmula Uno, al ser el socio mayoritario de la escudería Infiniti Red Bull Racing; competencia que por cierto estará en el mercado mexicano el próximo año.