Audi campeón en Nurburgring

Audi R8 LMS ultra 4 Phoenix Racing small

Audi ha ganado las 24 Horas de Nürburgring exactamente una semana después del décimo tercer triunfo de la marca en las 24 Horas de Le Mans. El equipo Phoenix Racing, con el Audi R8 LMS Ultra, consiguió una victoria muy reñida. El escuadrón de Ernst Moser ya había conseguido los máximos honores para Audi en la carrera de resistencia que discurre en el circuito situado en la región de Eifel con un deportivo de la categoría GT3 en 2012. En esta ocasión, con 159 vueltas, el Audi R8 LMS ultra vencedor consiguió un nuevo récord de distancia este año. Por primera vez un ganador en Nürburgring ha cubierto más de 4,000 kilómetros: el exitoso escuadrón de Audi completó exactamente 4,035.102 kilómetros.

Este año, la clásica carrera de resistencia en la región de Eifel demostró ser un verdadero "thriller". La 'Maratón' había visto un comienzo turbulento a un alto ritmo con muchos incidentes, y en el momento en que el sol se levantó el domingo, si no antes, se había convertido ya en una auténtica carrera al "sprint". Durante la madrugada los aficionados vieron un duelo impresionante por el liderato: con una décima de segundo de ventaja, Christian Mamerow en el Audi número 4 luchaba con el Mercedes del equipo Black Falcon. Tras algunos cambios de posición a lo largo de varias vueltas, el piloto de Audi se impuso y, turnándose al volante con sus compañeros de equipo Christopher Haase, René Rast y Markus Winkelhock, ampliaron gradualmente el liderato sobre el pelotón en el último tercio de la carrera.

Pero el equipo nunca tuvo tiempo para relajarse, ya que cinco marcas diferentes luchaban en las seis primeras posiciones, con los tres primeros equipos rodando en la misma vuelta durante un largo período de tiempo. Al final, el cuarteto formado por los pilotos Haase/Mamerow/Rast/Winkelhock se impuso con una ventaja de 2m 59s. El segundo mejor Audi que cruzó la línea de meta fue el R8 LMS ultra de Audi experience. El deportista extremo que saltó desde la estratosfera, Felix Baumgartner y sus compañeros de equipo Frank Biela, Marco Werner y Pierre Kaffer alcanzaron la meta en el noveno lugar. Con ello, Baumgartner consiguió un señalado y exitoso debut en la clásica carrera de resistencia. El equipo Twinbusch fue el tercer equipo Audi que logró acabar entre los diez primeros. Tras una carrera impecable, el equipo privado con Dennis Busch/Marc Busch/Stefan Landmann/Manuel Lauck culminaba el resultado de Audi al llegar en el décimo lugar a la bandera a cuadros.

Mientras Christopher Haase y Markus Winkelhock habían sido parte del equipo ganador Audi en 2012, para Christian Mamerow y René Rast era su primer triunfo en la carrera de resistencia. La victoria de la marca de los cuatro aros se completó con tres equipos alcanzando el éxito en otras dos clases. Raeder Motorsport ganó la clase SP3T por delante de LMS Engineering. Ambos equipos utilizaban un Audi TT RS. En la clase SP4T el equipo Besaplast Racing se impuso con otro Audi TT RS.

Phoenix Racing no tuvo mucha fortuna con el Audi R8 LMS ultra número 3 de Marc Basseng/Marcel Fässler /Frank Stippler/Laurens Vanthoor. Basseng sufrió un accidente el sábado en la frenada de la chicane Hohenrain, sin consecuencias para el piloto. Los equipos Prosperia C. Abt Racing, G-Drive Racing y la segunda unidad de Audi experience tuvieron una carrera difícil. Tras un pinchazo y una penalización, Christer Jöns/Niclas Kentenich/Christopher Mies/Dominik Schwager de Prosperia C. Abt Racing, remontaron hasta el séptimo lugar en la 14a hora de carrera. Sin embargo, un eje de transmisión dañado y el cambio de transmisión posteriormente causaron que el auto número 10 bajase a la posición número 62.

El segundo representante de Audi experience finalmente cruzó la línea de meta en la posición 34. El Audi con el dorsal número 9 estaba en el top ten, cuando poco antes de la medianoche un pinchazo tras el contacto con otro auto significó un duro revés. Después de cambiar la transmisión en la mañana del domingo, Alexander Müller/Marco Seefried/Nicki Thiim/Richard Westbrook bajaron a la posición número 12. Dos horas antes del final, el equipo decidió no mantener el auto en la carrera. Por su parte, tras partir desde la posición 17 de la parrilla, el equipo belga G-Drive Racing había mejorado hasta el octavo lugar en la primera mitad de la carrera. Un cambio de transmisión y el intercooler obligó al auto de Nico Müller/Stéphane Ortelli/Romana Rusinov/Edward Sandström a pasar por pits perdiendo mucho tiempo, lo que significó el abandono en la hora 20 de carrera. El R8 LMS ultra número 18 de Audi experience, tras varias reparaciones a causa de accidentes, llegó a la bandera a cuadros en 23 lugar.