Fiat Chrysler México en periodo de consolidación

Bruno Catori

El año pasado fue un periodo difícil para el Grupo Chrysler de México, porque sus ventas descendieron 7.8 por ciento, con un volumen de 88 mil 800 unidades; producto de la salida del portafolio de los modelos de la marca Hyundai, cuyos modelos representaban el 30 por ciento de las ventas totales para el grupo, y porque apenas recientemente Chrysler cuenta con algunos modelos por debajo de los 300 mil pesos en precios, dijo Bruno Cattori, presidente y director general del Grupo Chrysler de México.

Entrevistado en el marco del Autshow de Detroit, dijo que el año pasado fue un periodo de recuperación para el grupo, de consolidación y de ajuste, en donde se tuvo que trabajar en algunas marcas, como fue el caso de Alfa Romeo, la cual tuvo varias presentaciones a nivel mundial, como el modelo 4C Coupé y Spyder; la primera versión pudo haber llegado a México desde el año pasado, pero prefirió la compañía trabajar en el servicio y refacciones, antes de ofrecer otro modelo.

En el 2013 se vendieron 104 unidades, y el año pasado fueron 74 unidades, y este año se seguirá trabajando en ello, y se ofrecerán más modelos. Desde diciembre del año pasado se ofrecen también nuevos modelos como el Dodge Vision y Mitsubishi Mirage, y vendrán otros como el nuevo Attitude y el Fiat Uno, dijo el ejecutivo.

El Grupo Fiat Chrysler tiene una operación muy grande en México, cuenta con siete fábricas, 11 mil empleados y el año pasado realizó compras a proveedores por 11 mil millones de dólares. Produjo más de 400 mil vehículos y más de un millón de motores. La planta de Toluca es la más antigua de la compañía, con 50 años, dijo Bruno Cattori para Carnews.