¿Vale la pena comprar un auto eléctrico?

BMW-i3-review-Shawn-Molnar-BMWBLOG-65

 

Los aumentos en precios del combustible y el exceso de contaminación, han obligado a las firmas automotrices a crear conciencia sobre el futuro del planeta, por ello han comenzado a ofrecer novedosas alternativas mucho más ecológicas, que con el tiempo harán del combustible fósil un recuerdo en los libros de historia.

Siguiendo esta premisa, la CFE anunció que este año instalará 30 electrolineras en nuestro país, un novedoso método para cargar tu auto eléctrico y con lo cual ya no tendrás que preocuparte por los gasolinazos. Una electrolinera es una estación de carga que provee electricidad a las baterías de los autos, dicho proceso no toma más de diez minutos.

Pero no es una decisión fácil, si bien el vehículo eléctrico se encuentra exento de algunos impuestos y pagos como la tenencia o verificación, el precio si involucra un esfuerzo mucho mayor. El Nissan Leaf, del cual se estima circulan 35 autos en el país, tiene un precio de $545,000 mil pesos, mientras otros productos del aún reducido catálogo de autos eléctricos en México como el BMW i3 y el i8 tienen un precio de $699,900 y $2’499,900 pesos respectivamente.

2014-nissan-leaf-charging

Según el portal automotriz http://www.carmudi.com.mx, una razón para considerar atractiva a esta nueva oferta vehicular es el costo por recarga, este es aproximadamente de 55.25 pesos, es decir, por kilómetro sería de 0.34 pesos, un ahorro estimado de 60 por ciento si se compara con un carro similar de gasolina. Por el lado del mantenimiento el auto eléctrico puede recorrer hasta 1 millón de kilómetros, cuenta con menos componentes que el vehículo de combustión interna y por lo tanto su costo de mantenimiento es entre un 30 y un 40% menor.

Para concluir, si comparamos el precio del Nissan Leaf con otro auto de las mismas condiciones pero de combustión interna como el Mazda 3 de $258,000, los coches eléctricos aun no representan una verdadera opción para el consumidor promedio, ya que el ahorro en combustible no compensa esta diferencia. Según cálculos de Carmudi, los ahorros logrados difícilmente pueden alcanzar los $10,000 al año.

Seguramente no pasará mucho tiempo para que economías de escala y nuevas tecnologías permitan que los automóviles eléctricos sean accesibles para el consumidor promedio. Hasta entonces el auto eléctrico no dejará de ser un medio de transporte de nicho.