Así es la nutrición de un piloto de F1

 -Ser piloto conlleva mucho más que sólo preparación técnica, es un deporte con una alta demanda física que requiere esfuerzo y compromiso.

Quedan menos de noventa días para el FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2017TM; sin embargo, los pilotos que corran el próximo octubre en el circuito Autódromo Hermanos Rodríguez probablemente no podrán disfrutar a su antojo las delicias de la famosa comida mexicana, pero sí de nuestra incomparable afición.

Formula 1® es un deporte en el que, a pesar de que no resulta tan evidente la ardua preparación física de los pilotos, los atletas deben de cumplir con muchas exigencias para conducir un monoplaza a más de 350 km/hrs. De esta forma, la alimentación que mantienen los pilotos de cara a un Gran Premio debe cumplir con ciertas características que los mantenga saludables y en forma.

Martin Poole, especialista en desempeño y entrenador del piloto de Renault Sport Formula One Team, Nico Hülkenberg, nos comparte los sacrificios y la disciplina que deben de cumplir cada uno de ellos y que muchas veces es desconocida en este deporte. Y es que, para correr en Formula 1®, se necesita mucho más que ganas y talento. A continuación algunas de las características especiales que deben de seguir los pilotos como Checo Pérez, Hamilton y Vettel fuera de las pistas en su búsqueda por alcanzar el pódium.

P: ¿Cómo debe de ser la alimentación de un piloto de F1®?
R: La dieta de un piloto de F1® es esencial para su desempeño en la pista. Durante un Gran Premio tenemos sesiones en pista durante la mañana y la tarde, por lo que es importante que el piloto se alimente adecuadamente.
Los mejores alimentos para esto son una combinación de carbohidratos (pasta, arroz, papa y verduras) y alimentos ricos en proteína (pollo, pescado y verduras de hoja verde).

P: ¿Los pilotos siguen un régimen durante todo el año o solamente en las semanas en las que hay carrera?
R: Lo hacen durante todo el año. Fuera de la pista, los pilotos siguen un estricto plan de entrenamiento físico, su alimentación debe de satisfacer dichas exigencias y ayudarlos en su recuperación.
En la era moderna de F1®, el peso y equilibrio del coche es extremadamente importante, por lo que la masa corporal del piloto debe permanecer lo más constante posible durante todo el año y lo más baja dentro de los parámetros saludables. Un buen plan de nutrición es parte fundamental para cumplir estos objetivos.

P: ¿Cuáles son los 5 elementos básicos en la dieta de un piloto?

MANEJO DE TIEMPOS: Normalmente trabajamos de forma muy rutinaria en la pista, por lo que los tiempos que el piloto tiene para comer están limitados a espacios muy breves entre sus diferentes compromisos.

HIDRATACIÓN: En realidad, esto es una ventaja ya que obliga al piloto a planificar sus tiempos de alimentación de manera precisa, lo que significa tener buenos hábitos a la hora de alimentarse. En ocasiones corremos en climas muy cálidos, además de que el piloto se sienta frente a una fuente de potencia (motor) muy caliente, utilizando dos capas de ropa a prueba de fuego, guantes y un casco por lapsos de horas. El piloto llega a perder de 2 a 3 kilogramos de masa corporal durante un Gran Premio, esto equivale a 2 ó 3 litros de fluidos, de los cuales tenemos que reemplazar el 150% para rehidratarlos adecuadamente. ¡Son demasiados líquidos que manejar!

VITAMINAS Y MINERALES: Suena obvio, pero como entrenador de un piloto de F1®, uno de mis principales objetivos es asegurar que el piloto esté libre de lesiones y cansancio durante el campeonato. En una temporada, se tienen 20 Grandes Premios, pruebas, clasificatorias… Viajamos a través de múltiples zonas horarias, diferentes climas y culturas. Maximizar el consumo de nutrientes clave es fundamental para mantener al piloto fuerte y en forma. Además, hay ciertos nutrientes como el Boro – que se puede encontrar en las pasas – que pueden ayudar a mejorar las funciones cognitivas como la toma de decisiones y la concentración, que ayudan al piloto en el rendimiento de la carrera.

EQUILIBRIO: Es importante tener un buen equilibrio entre macronutrientes para guardar los niveles de energía altos, tanto fuera como dentro de la pista.

VARIEDAD: Tratamos de tener una dieta variada, pues de lo contrario sería cada vez más difícil para el piloto mantener una buena alimentación a largo plazo. Siempre fomento que mis pilotos sean independientes y que decidan por ellos mismos en los restaurantes e incluso cuando se aventuran a cocinar para ellos. Se trata más de darles una buena educación alimenticia en lugar de decirles qué pueden o no comer y beber.

P: ¿El menú de los pilotos cambia dependiendo el país en el que sea la carrera?
R: Cambia un poco. En un Gran Premio, por lo general, desayunamos y almorzamos en la pista. Todo el personal de cada escudería cuenta con un fantástico equipo de hospitalidad con la capacidad de atender las necesidades nutricionales de los pilotos.

Generalmente trabajo con nuestros chefs y les digo lo que nos gustaría de alimentos para el piloto. Esta parte del plan nutricional no cambia mucho de carrera en carrera, ya que necesitamos consistencia.

No obstante, después de la actividad en pista, somos libres para aventurarnos en los restaurantes locales. Aun así, debemos tener cuidado a la hora de elegir la comida, al menos hasta después de la carrera del domingo.

P: ¿Qué porcentaje de carbohidratos y proteínas es lo recomendable para un piloto?
R: Esto varía bastante entre los pilotos debido a su estatura y peso. Generalmente recomiendo una dieta alta en proteína, pues esto permite liberar energía de manera controlada y una buena recuperación. Entonces, 50% de carbohidratos, 35% de proteína y 15% de grasas.

P: ¿Hacen trampa alguna vez? ¿En México van a poder comer tacos y antojitos?
R: ¡Por supuesto! ¡Pero siempre después de la carrera!

 

P: ¿Nos podrías compartir 5 consejos para estar en forma para conducir un monoplaza?

Desarrolla fuerza en el cuello. Sin esto no durarás ni cinco vueltas en un monoplaza de F1®.

Trabaja en tus reacciones. Los pilotos de F1® tienen reacciones sobrehumanas en la pista, mismas que son resultado de su sentido de lucidez y sus reflejos, pero también de un fuerte entrenamiento en el gimnasio enfocado en la destreza, agilidad y entrenamiento visual.

Tener fuerza en core. Los pilotos de F1® tienen que pisar el pedal del freno cientos de veces por carrera, además de girar el volante y resistir fuertes fuerzas G. Al igual que con muchos movimientos funcionales, la estabilidad central del piloto es la base para poder realizar estos movimientos en repetidas ocasiones.

 Tener un buen acondicionamiento aeróbico. Una carrera puede durar hasta 2 horas y genera una gran demanda física y mental para el piloto. Por ello su preparación aeróbica es fundamental para mantener el rendimiento vuelta tras vuelta.

Siempre sé competitivo. Nunca he conocido a alguien que odie tanto perder como lo hace un piloto de F1®, ya sea dentro o fuera de la pista. Así que inevitablemente entrenan a una alta intensidad y siempre buscan hacerlo lo mejor posible.