El Audi TT Offroad concept, combinación entre un coupé deportivo y un SUV compacto

Audi TT offroad concept

 

El Audi TT offroad concept nos permite hacernos una idea de cómo serán los nuevos modelos de la familia TT del futuro", explica Ulrich Hackenberg, responsable del departamento de Desarrollo Técnico. "Combina los genes deportivos del TT con las virtudes de un SUV compacto. Su sistema de propulsión híbrido enchufable con posibilidad de carga inductiva supone un gran paso hacia la movilidad del futuro. No es casual que presentemos el Audi TT offroad concept en China, nuestro segundo 'mercado doméstico', ya que representa mejor que nadie la movilidad urbana del mañana: es un vehículo sostenible, dinámico, inteligente y está interconectado".

El sistema de propulsión híbrido enchufable

El sistema de propulsión híbrido enchufable del Audi TT offroad concept rinde 408 CV (300 KW) de potencia de sistema y 650 Nm de par motor. El showcar acelera en 5,2 segundos hasta los 100 km/h con salida parada, y alcanza con facilidad la velocidad máxima, limitada electrónicamente a 250 km/h. Su consumo medio es de sólo 1,9 litros de combustible a los 100 kilómetros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 45 g/km. El Audi TT offroad concept puede recorrer más de 50 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico, y por lo tanto sin generar emisiones, y tiene una autonomía total de hasta 880 kilómetros.

Como motor de combustión utiliza un 2.0 TFSI que entrega 292 CV (215 KW) de potencia y 380 Nm de par motor. El cuatro cilindros de dos litros con turbocompresor incluye las tecnologías de eficiencia de Audi. En régimen de carga parcial, una inyección indirecta adicional que viene a complementar a la inyección directa de gasolina reduce el consumo. El colector de escape se ha integrado en la culata, solución que constituye la base de la gestión térmica de alto rendimiento.

El 2.0 TFSI montado transversalmente tiene acoplado un motor eléctrico a través de un embrague. El motor eléctrico, que tiene forma de disco y está integrado en el cambio e- S tronic de seis velocidades, rinde hasta 40 KW de potencia, y 220 Nm de par motor, y transfiere su fuerza a las ruedas delanteras. Completamente independiente de esta unidad de propulsión, en el eje trasero del Audi TT offroad concept se aloja un segundo motor eléctrico, que proporciona una potencia máxima de 85 KW y 270 Nm de par. Delante del eje trasero se monta la batería de iones de litio refrigerada por líquido, compuesta por ocho módulos. Esta medida contribuye a equilibrar el reparto del peso entre los ejes delantero y trasero, que es del 54:46 por ciento, y a rebajar el centro de gravedad. La batería tiene una capacidad de acumulación de energía de hasta 12 kWh, suficiente para proporcionar una autonomía de 50 kilómetros en modo eléctrico. Para la carga estacionaria se emplea el módulo de pared o wallbox de Audi, que regula de forma cómoda e inteligente el suministro de energía, y es compatible con distintos voltajes y tomas de corriente.

audi-tt-off-road-concept-1

Como alternativa, el showcar también es compatible con la tecnología Audi Wireless Charging, que permite la carga sin contacto mediante inducción. La instalación, que consiste en una placa con una bobina y un transformador, se coloca en la plaza de aparcamiento y se conecta a la red eléctrica. Cuando el vehículo se encuentra sobre la placa, el proceso de carga comienza automáticamente: el campo magnético alterno de la instalación induce una tensión alterna a la bobina secundaria, que está montada en el piso del vehículo, con una potencia de 3.3 kW. La corriente se rectifica y se alimenta a la red de a bordo. En cuanto la batería se ha cargado por completo, el proceso de carga finaliza automáticamente. El tiempo requerido para ello coincide prácticamente con el de la carga mediante cable, y el conductor puede interrumpir la carga en cualquier momento. El rendimiento de la tecnología Audi Wireless Charging es superior al 90 por ciento, y no se ve afectado por fenómenos meteorológicos como la lluvia, el hielo o la nieve. El campo magnético no representa peligro alguno para personas o animales, ya que sólo se establece cuando el vehículo se encuentra sobre la placa.

El concepto inteligente de híbrido enchufable del Audi TT offroad concept despliega todas sus virtudes en marcha, ya que hace del showcar un vehículo tan eficiente como deportivo.

El sistema de gestión del Audi drive select ofrece tres modos de conducción. El modo EV da prioridad a la conducción en modo eléctrico. En este caso, la unidad de propulsión delantera permanece inactiva, mientras que el motor eléctrico ubicado en el eje trasero acelera al cuatro puertas rápidamente hasta la velocidad punta de 130 km/h. En el modo híbrido, los tres motores colaboran entre sí de diferente forma en función de las necesidades. En numerosas situaciones, el motor eléctrico delantero asume el papel del alternador; accionado por el motor, carga la batería e incrementa así la autonomía en modo eléctrico. En el modo deportivo el conductor dispone de toda la potencia del sistema; al acelerar a fondo -lo que se conoce por "boost"- el motor eléctrico trasero colabora con el 2.0 TFSI. Lo mismo sucede cuando la gestión del sistema híbrido activa el modo de tracción a las cuatro ruedas. En dichas situaciones, que pueden presentarse con una calzada resbaladiza o en terrenos poco abruptos, el Audi TT offroad concept se convierte en un Audi con tracción e-tron quattro.

TTconcept (2)

Si el conductor levanta el pie del acelerador, se activa la marcha libre y, en consecuencia, el desplazamiento por inercia. A velocidades inferiores y al frenar se produce en este caso la recuperación de energía. Con las funciones "Hold" y "Charge" en el sistema de mando MMI se puede influir de forma selectiva en el estado de carga de la batería, con el fin de acumular energía eléctrica para los últimos kilómetros hasta el lugar de destino.