Gran obra de ingeniería: Porsche 919 Hybrid

AU1145201

Tras una gran presentación de los dos 919 Hybrid, el equipo Porsche se quedó con las manos vacías en el dramático final de las 24 Horas de Le Mans que culminaron hoy. Después de más de 22 horas, el prototipo de la categoría LMP1 marcado con el número 20 (Timo Bernhard/Brendon Hartley/Mark Webber) tuvo problemas con su tren de rodaje en la carrera de duración más famosa del mundo. Antes del incidente el auto lideró la prueba durante largos períodos. El otro innovador y muy complejo prototipo –en las manos de Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb– también demostró ser muy competitivo, pero también sufrió un problema con su tren de rodaje. Sin embargo, el auto número 14 pudo cruzar la línea de meta por sus propios medios. 

Luego de una fascinante largada bajo condiciones climáticas muy variantes, numerosos accidentes y una noche relativamente tranquila, después de 20 de las 24 horas de carrera Bernhard tomó la punta en el Porsche 919 Hybrid. Hoy domingo, a las 12:36 (hora local) le entregó el liderato a Webber. Menos de 20 minutos después el australiano se vio forzado a levantar el pie del acelerador y conducir únicamente en modo eléctrico para regresar a pits. Los mecánicos no pudieron reparar el tren de rodaje. 

Menos de media hora después, el otro Porsche 919 Hybrid, conducido en ese momento por Lieb, tuvo problemas con su caja de cambios. A las 12:54 de hoy (hora local), el auto número 14 iba en cuarto lugar cuando tuvo que ingresar a pits. Poco antes de que la bandera a cuadros fuera ondeada, el Porsche 919 Hybrid retornó a la pista, pero no alcanzó a entrar dentro de la clasificación oficial.