Violación al ACE 55 por parte de Brasil y Argentina en contra México

eduardo solis

En las actuales negociaciones del Acuerdo de Complementación Económica (ACE 55), dadas las circunstancias, se logró obtener lo mejor que se pudo, porque de haberse rechazado el flujo comercial se hubiera detenido y las exportaciones de vehículos mexicanos se habrían visto afectadas. Sin embargo, en las posturas de Brasil y Argentina son más que claras la violaciones a los acuerdos comerciales internacionales, lo que es un tema delicado, dijo en entrevista exclusiva Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Y es el mismo caso para lo negociado entre México-Brasil, y México-Argentina; son esquemas similares, pero no iguales. Con ambos mercados se lograron esquemas graduales de incremento de exportaciones.

Así, México logró con Argentina que se lograran cupos de crecimientos de exportaciones por 575 millones de dólares para el primer año de comercio y que inicia este mismo mes; para el segundo año se crecerá a 592 mdd; tercer año, 613 mdd; y para el cuarto año se elevará la cifra a 637 millones de dólares. Para el caso de Brasil quedó de la siguiente manera: primer año, 1,560 millones de dólares; segundo año, 1,606 mdd; tercer año, 1,655 mdd; y para el cuarto año serán 1,705 millones de dólares.

Estos cupos de importación fueron negociados entre los gobiernos de los tres países, e indudablemente no reflejan el deseo del sector automotor de los mercados involucrados.  Las anteriores negociaciones dan certidumbre a las exportaciones de vehículos nuevos mexicanos, y el mismo esquema se aplicará para las importaciones de autos provenientes de Brasil y Argentina, dijo el presidente de AMIA.